Educación en la virtud

 

Nuestro lema ‘Piedad y Letras’ manifiesta el humanismo cristiano que nos caracteriza, y refiere al cultivo de las virtudes morales y teologales como hijos de Dios –Piedad- unido al desarrollo del conocimiento y la expresión en todas sus formas –Letras-, para que los alumnos puedan participar de los bienes de la cultura y de los dones de la Salvación, y puedan así desplegar todas sus capacidades y ser felices.


Este ideario es de una gran riqueza, recibida a través de nuestro Santo Fundador San José de Calasanz, y es una riqueza que debe ser trasmitida a las nuevas generaciones de docentes. En ella, los candidatos a ser docentes encontrarán una feliz amalgama de Fe y Razón, de Cultura y Espiritualidad, y un excelentísimo camino de realización de la vocación docente que se haya sucintado en ellos.

Cooperador de la verdad

 

La persona se educa en la medida en que conoce y ama la verdad, el bien y la belleza, liberándose así de la esclavitud de la ignorancia y del pecado; y ellas nos han sido reveladas en y por Jesucristo. El educador calasancio es un cooperador de esta verdad.


Por ello, nos preparamos para educar nutriéndonos de la sabiduría de la Iglesia y su Magisterio, de nuestra propia tradición pedagógica, y de lo que la ciencia de la educación ha desarrollado a lo largo de la historia, siendo concientes de que esta cooperación la debemos realizar en nuestro tiempo, en nuestra patria y con nuestras peculiaridades.

  • Facebook Social Icon

Seguinos en Facebook